Rezo del Santo Rosario en Torrelodones

Una nueva localidad que se une a lo mejor y más importante que se puede hacer en estos momentos –y siempre– por España: rezar el Santo Rosario por su conversión y unidad…

Compartir
mm

Una nueva localidad que se une a lo mejor y más importante que se puede hacer en estos momentos  –y siempre–  por España: rezar el Santo Rosario por su conversión y unidad. En Torrelodones ha comenzado esta práctica religiosa el pasado Viernes 6 de Octubre, la cual se repetirá cada primer Viernes de mes, que como todos sabemos es día dedicado al Sargado Corazón de Jesús. Con Torrelodones son ya casi treinta localidades españolas, entre ciudades y pueblos, las que se unen para rogar a Dios se apiade de nuestra pobre España, la vuelva a Él y, conseguido lo espiritual, nos dé, por añadidura, su unidad, paz y prosperidad.

 

Algunos dirán que qué pocos había; uno de los presentes tiene 92 años, lo que supuso todo un ejemplo de raza, catolicismo y españolidad. Pues bien, no es cierto porque si se fijan en la fotografía junto a los fieles presentes estaba Nuestro Señor, que prometió que cuando dos o más se reunieran en su nombre –y no estuvieran en pecado mortal–, Él mismo estaría entre ellos; pero es que donde va Jesús va María y, con ellos, San José. Más aún: Cristo Rey siempre va acompañado de millones de ángeles que le sirven, así como por toda la pléyade de santos y mártires habidos en la historia de la Iglesia. Por todo ello, la plaza de Torrelodones estaba abarrotada; poco importa que fieles sólo hubiera unos pocos, máxime cuando a Nuestro Señor no le importa el numero, sino la fe y la perseverancia.

 

Torrelodones se une así a esta práctica que ya no cesará hasta lograr la conversión de España y con ella su unidad. Animamos a todo buen español, que por ello debe serlo católico, a no quedarse en casa, a no arredrarse –algo impropio de españoles de verdad–, a no tener en cuenta el nocivo respeto humano, la vergüenza, y a organizar en sus respectivas localidades de residencia esta práctica eficacísima. Recuerden también que  San Antonio María Claret tuvo una visión por la cual se le aseguraba que el rezo del Santo Rosario salvaría a España; durante nuestra última gloriosa Cruzada se hizo cierto; volvamos pues a ello en privado y en público.

 

La pena es que esta iniciativa no saliera del clero del lugar, ni que contara con su apoyo; allá ellos.

 

Cada misterio del Rosario se ofreció y ofrecerá por cada una de las siguientes necesidades específicas:

 

1º Misterio: Por la conversión de España, especialmente de los llamados a gobernarla; para que nuestras leyes, inspirándose en la secular doctrina moral y social de la Iglesia, defiendan los derechos de Dios en nuestra Patria, única forma de garantizar real y plenamente los del hombre. 

2º Misterio: Por la unidad y la paz de España; por la conversión de los que quieren romper esta “Tierra de María”; por la juventud española para que, libre de prejuicios, descubra y defienda la inigualable grandeza histórica de nuestra Patria. 

3º Misterio: Por el fin de la lacra del aborto, de la ideología de género y de toda legislación que de cualquier forma atente contra el matrimonio, la familia y la vida, ésta desde su concepción hasta el fin natural de la misma. 

4º Misterio: Para que España, volviendo de nuevo a su tradicional y secular fe católica, logre la más amplia prosperidad y distribuya la misma de forma equitativa de manera que a nadie le falte la educación y la asistencia sanitaria de calidad, el trabajo justamente remunerado y una vivienda digna. 

5º Misterio: Por el clero español –obispos, sacerdotes y religiosos– y por las almas consagradas, para que, fieles a su vocación, sean valientes e incansables testigos del verdadero Evangelio y pilares de la tradición católica de nuestro pueblo; y para que promuevan la consagración a los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

 

Compartir

One thought on “Rezo del Santo Rosario en Torrelodones”

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*